Inicio > Artículos, Noticias > Hecha la ley… ¿hecha la trampa?

Hecha la ley… ¿hecha la trampa?

[Briega | 08 de Abril de 2012]

La población cántabra cada día muestra más claro su rechazo al fracking. Y la trayectoria de los acontecimientos muestra cómo ha sido la propia población afectada la que ha conseguido destapar y paralizar el asunto del fracking, o al menos por el momento. Sin embargo el lobbie petroquímico no abandona en su empeño por exprimir la tierra. En todo este embrollo el partido del Gobierno juega, presenta una ley que dice prohibir el fracking en Cantabria pero apuesta por ello en el Parlamento español.

Desde el año 2006 hasta Junio de 2011 el Gobierno de España concedió 5 permisos para la extracción de Hidrocarburos que afectan a Cantabria, el Gobierno Autonómico, por su parte, concedió uno más a finales del mismo periodo. En todo caso nadie, desde la política profesional, hizo ningún gesto por informar a la población afectada, ni desde el gobierno ni desde la oposición.

La indefensión jurídica alcanzaba máximos sorprendentes, las concesiones publicadas en el BOE ni siquiera hacían referencia a los términos municipales afectados, siendo la única referencia a los territorios unas coordenadas geográficas (1).

Cinco años después todavía nadie ha explicado si la causa fue incompetencia (no sabian lo que sucedia) o simple connivencia entre las cúpulas dirigentes de los partidos y las empresas. Hay más que motivos para dudar de un gobierno que ofrece poca credibilidad, y de partidos que dicen estar contra la fractura hidraulica pero cuyos delegados por Cantabria facilitan la fractura hidráulica en el Parlamento español.

Durante casi cinco años estuvieron concediéndose permisos que afectaban a Cantabria (y como consecuencia finalizando los plazos para presentar cualquier tipo de recurso). En las localidades afectadas era total el desconocimiento acerca de lo que el gobierno y el lobbie petroquímico pretendía (o más bien, pretende) imponerles. A este respecto, el alcalde de Selaya calificaba el proyecto que afecta a su municipio como “autentica barbaridad” y mostraba su desconfianza a cerca de los gobiernos Central y Autonómicos por haber llevado todas las licencias a espaldas de los habitantes de los valles, “estoy enfadado con los gobiernos porque si esto fuera una cosa buena, no solo habrían comunicado cuando lo aprobaron y no fue así” explicó.

Pasados 5 años desde la primera concesión,fue el 12 de Junio de 2011 cuando se produjo la primera información, que aunque de forma muy parcial consiguió dar el toque de alarma entre ciertos sectores de la población. El periódico El Mundo publicaba una noticia en su sección de Mercados llamada “El gas del futuro viaja a Cantabria desde Oklahoma” un artículo sobre el Permiso Arquetu (zona Saja-Nansa) muy crítico con la Fractura Hidráulica que fue escrito por uno de los corresponsales del periódico desde Estados Unidos.

A raíz de esta noticia y en el marco de las movilizaciones del 15-M, un grupo de Cabezón de la Sal hizo una convocatoria abierta a quienes estuvieran interesados para hacer una reunión pública con el objetivo de compartir información y aclarar el asunto. Por ese entonces aún solo se conocía el Permiso Arquetu, y la amenaza “solo” se centraba en los valles Saja y Nansa.

En esa primera reunión, celebrada el 21 de Julio en el “I.E.S. Valle del Saja” de Cabezón de la Sal acudimos unas 60 personas, y nos comprometimos a comenzar una labor de investigación y difusión. Teníamos claro que  el asunto no era un tema partidista, ni una cuestión que dejar en manos de pequeños grupos, teníamos que ser los habitantes de los pueblos, los que saliésemos del atolladero que nos había metido el gobierno. Nuestro objetivo prioritario: difundir la información que teníamos por todo Cantabria, en especial la zona del permiso Arquetu, que era el que conocíamos, desde Tudanca hasta San Vicente de la Barquera. Para ello nos propusimos: envío de información a los Ayuntamientos, buzoneo de 5000 cartas casa por casa, presentación de mociones, elaboración de una revista, creación de un espacio web, reparto de información en actos públicos y organización de charlas en cada pueblo.

El 25 de Julio, solo cuatro días después de esta primera reunión, ya se había comenzado a enviar información,  habían sido presentadas las mociones en todos los Ayuntamientos del área del permiso Arquetu y se había creado es espacio web de lo que más tarde sería la Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria, que comenzaba con la noticia: Arquetu: Fractura Hidráulica en Cantabria basado en el artículo de El Mundo. Poco a poco se fue compartiendo en la web toda la información que se iba desenmarañando de la que seguíamos tirando del hilo.

El 27 de Julio, ante todo el revuelo generado recogido incluso por algún medio de comunicación mayoritario, tanto el Gobierno central como el Autonómico continuaban en silencio. Solo un grupo de personas conseguían abordar en un acto público al presidente de Cantabria Ignacio Diego, el cual reconocía que su gobierno no puede impedir los pozos de fractura hidráulica concedidos.

El 1 de Agosto el gobierno autonómico se reúne con la Presidenta de la Mancomunidad Saja Nansa y uno de los alcaldes de los ayuntamientos afectados.

Tres días después la propia Mancomunidad presenta un recurso contencioso administrativo contra el premiso Arquetu. Denunciando que “en modo alguno se ha procedido a informar a ninguno de los ayuntamientos afectados” cuando un proyecto “de estas características” se debiera “haber tramitado dando audiencia desde el principio a los ayuntamientos”.

Tras esta reunión y ante el secretismo manifiesto denunciado por los habitantes , en su primer comunicado oficial sobre el tema el propio Gobierno reconocía que “el permiso de investigación otorgado a favor de la empresa TROFAGÁS HIDROCARBUROS S.L. se ha hecho a espaldas de los municipios y vecinos afectados, lo cual se va a corregir de inmediato“.

Sin embargo y ante la aparente muestra de arrepentimiento del gobierno y su disposición de transparencia, este solo se pronunciaba sobre el permiso “Arquetu“, lo que era ya un secreto a voces, pero callaba sobre el resto de permisos concedidos en Cantabria y que poco a poco fueron saliendo a la luz.

Ante esto, la Asamblea Contra la Fractura Hidráulica de Cantabria comienza con un nuevo objetivo. Ampliar la labor de difusión que hasta ahora estaba centrada en Saja-Nansa, a toda la Geografía de Cantabria, para denuncia el resto de permisos, Luena, Bezana-Bigüenzo, Usapal y Angosto-1. Para ello se buscan contactos en todas las zonas de Cantabria y se comienzan a crear grupos territoriales.

Desde entonces, hasta la masiva manifestación del 6 de Octubre del año siguiente en las zonas de Cantabria afectadas directamente por los permisos comienza a fluir un ambiente totalmente contrario a la fractura hidráulica y un clima de desconfianza creciente ante los Gobiernos Estatal y Autonómico, como prueba de ello recordamos algunas noticias publicadas durante aquel periodo:

Es ante este panorama, cuando nos acercamos a los días previos a la manifestación de Octubre de 2012, una manifestación que a todas luces seria mayoritaria y en la que estarían representados una amplia gama de sectores de la población cántabra para confirmar aquello de “fractura hidráulica no, ni aquí ni en ningún sitio“. Y es precisamente el día anterior a la manifestación de Octubre, cuando el Gobierno en rueda de prensa habla de “los seis permisos de investigación existentes en este momento en Cantabria“.Una noticia que de nuevo la población ya se había ocupado de investigar y compartir durante casi un año ante el silencio del Gobierno. Pero no solo eso, si no que además anuncia su intención  de prohibir la técnica en Cantabria.

De nuevo es la presión de los habitantes la que gana el pulso al gobierno y este tiene que mover  pieza para intentar salir airoso ante la evidencia de que los habitantes de Cantabria no están de acuerdo con el otorgamiento de los permisos, que no quieren la fractura hidráulica y que están dispuestos a pararla.

Hoy 6 meses después de aquel anuncio nos encontramos por un lado con una nueva amenaza del lobbie, el permiso Galileo, que afecta a la zona oriental de Cantabria y por otro lado ante una clase política que parece deleitarnos con lo que queremos oír. Mientras el parlamento de Cantabria prepara la fase final de la aprobación de la ley propuesta por el Partido Popular para prohibir la técnica del fracking en Cantabria (quizás se esé aprobando mientras se están escribiendo estas palabras) los diputados y senadores por Cantabria de ese mismo partido han votado en contra de prohibir el fracking en España.

La apuesta por la extracción de gases no convencionales se trata de un asunto de la suficiente envergadura como para tratarle de fondo. Quien afronta el tema desde titulares populistas no aporta al debate.

Se llegue o no a publicar la ley del Parlamento de Cantabria tenemos que seguir siendo la población la que mantengamos el pulso en tensión, pues quedan muchos años de decisiones que tomar respecto al asunto, y quienes mejor que nosotros para organizarnos, decidir sobre lo que nos afecta y no caer en trampas.


(1) Extracto del BOE N.19 Sec. III página 7.171 donde se hizo pública toda la información referida a la zona y pueblos afectados por el permiso Luena: (…) cuya área, definida por vértices de coordenadas geográficas con longitudes referidas al meridiano de Greenwich, se describen a continuación:(…)

Vértice   LatitudNorte                      Longitud Oeste

1                             43º 15’ 00” N                      4º 05’ 00” W 2                             43º 15’ 00” N                      3º 35’ 00” W 3                             43º 05’ 00” N                      3º 35’ 00” W 4                             43º 05’ 00” N                      4º 05’ 00” W


 

Resumenes anteriores:2011Otoño: Medio año de lucha contra la Fracturación Hidráulica en CantabriaInvierno: Cantabria: Primer invierno contra el fracking. Coordinación entre grupos, difusión de información y estancamiento administrativo.2012Primavera: 22 charlas en Cantabria, 7 nuevos Ayuntamientos contra el Fracking y un clima de oposición creciente es el balance de esta primavera Verano: Los centros de toma de decisiones y quienes sufren sus consecuencias toman posiciones contrapuestas sobre la Fractura Hidráulica durante el verano.  Otoño: El otoño trajo nuevos ritmos de trabajo contra la fractura hidráulica. Noticias relaccionadas:

   

Anuncios
Categorías:Artículos, Noticias
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s